30º Participante concurso Winx Club All: "Magical Story"

Nombre: Jesús Neverland


WINX CLUB ALL: LAS LÁGRIMAS DE LA SIRENA

Todo comenzó una tarde de verano en el instituto Alfea para hadas. Las Winx se encontraban justo enfrente de las puertas de la escuela porque estaban esperando a alguien…

Bloom: ¿Alguien ha visto esta mañana a Stella? No sé por qué tardará en venir.

Musa: Seguro que aún se está maquillando…

Stella: ¡Chicas! Ya estoy aquí. Ayer estuve hasta tarde diseñando nueva vestimenta Winx. Pero hasta que no lleguemos a nuestro destino no os lo puedo enseñar, ¡es una sorpresa!

Entre todas abrieron un portal que comunicaba con la Tierra y cruzaron a través de él. Al otro lado estaba Roxy esperándolas. La saludaron y Roxy les llevó en coche hasta su destino: una pequeña casa de madera situada justo en la cima de un pequeño precipicio.

Stella: ¡Oh, no! Tiene pinta de estar llena de insectos y demás… ¡PUAJ! Vayámonos de aquí, por favor.

Roxy: No hay de que preocuparse, además, yo me ocuparé de los animales. Ya sabéis que me llevo muy bien con ellos.

Las Winx sacaron el equipaje del coche y se dirigieron a la puerta de la casa. Tecna escaneó la casa con un nuevo artefacto de alta tecnología que estaban diseñando Timmy y ella.

Tecna: El escáner ha captado la presencia de alguien en la casa. ¡Tened cuidado chicas se dirige a nosotras.

El pomo de la puerta empezó a girar.

Bloom: Transformémonos chicas, Winx Bloo…

Flora: Detente Bloom, sólo es un anciano.

Anciano de la casa: ¡Oh, vosotras sois las chicas que habitaréis la casa este fin de semana. Debo avisaros de algo, todos los turistas que han permanecido en esta casa la han abandonado el mismo día por la noche porque dicen que se escucha los llantos de una mujer en todas las salas de la casa cuando llega la media noche.

Layla: No se preocupe, nosotras somos las Winx, no le tenemos miedo a nada.

El anciano se fue y las Winx metieron el equipaje dentro de sus habitaciones: la primera habitación era la de Layla y Stella; la segunda, de Flora, Roxy y Musa; y en la última dormirían Bloom y Tecna.
Antes de que la noche llegase, querían pasear por la zona que estaba llena de vegetación. Pero antes de salir Stella mostró la sorpresa a las chicas: había diseñado trajes de expedición al estilo country la noche anterior.


Las Winx volvieron a la cabaña cuando la noche llegó. Antes de dormir, todas se reunieron en el salón principal. Roxy llegó con un libro de cuero con mucho polvo que estaba escondido debajo de su almohada.

Roxy: Leyenda de Sirena, se titula. Estaba escondido en mi almohada.

Tecna: Déjame analizarlo. Bien, no está protegido con ningún tipo de magia, ¡podemos abrirlo!

Leyenda de Sirena:

“Érase una vez, un hada de la Tierra llamada Melody. Sus poderes estaban relacionados con el agua y todos los días volaba por el alrededor de las costas de Gardenia y de los pueblos cercanos. Un día conoció a un humano y los dos se enamoraron pero en aquella época había una regla que prohibía los romances entre humanos y hadas, así que Melody acudió a Morgana pero ésta le prohibió volver a ver al humano. Melody no aceptó la decisión de la reina y fue investigando por su cuenta a diferentes magos para ver quien podía cumplir su deseo de estar con el  humano. Al final la búsqueda tuvo resultado y encontró a Ogron, un mago de magia negra, que le prometió cumplir su deseo convirtiéndola en humana, para ello le cortaría las alas y luego realizaría un hechizo sobre ella que le privaría de sus poderes a cambio de ser humana pero si ésta no conseguía besar a su prometido antes de medianoche ya no podría ser ni hada ni humana, se volvería sirena. Melody había quedado con el humano al día siguiente del hechizo en la costa de los deseos pero éste no apareció y la humana se convirtió en sirena. Ésta, al no entender por qué no había acudido a la cita su amado, se sentó en una gran roca cerca de la costa y empezó a cantar canciones tristes que conseguían desviar a grades navíos y barcas. Ella lloró y lloró por varios años hasta que pasó a ser un fantasma y sus lágrimas eran gotas de agua que se iluminaban cuando entraban en contacto con el mar creando así una combinación de luces y colores. Mas por culpa de ésta hada, Ogron comenzó a cazar a otras hadas de la tierra y creó “El circulo negro”, formado por cuatro magos oscuros”.

Las Winx se durmieron después de leer el libro pero poco tiempo después se empezaron a despertar una a una pues se escuchaba una triste melodía por toda la casa.

Tecna: ¡Viene de fuera! Creo que es en el precipicio.

Todas fueron al precipicio y vieron a una persona sentada en una roca.

Bloom: ¡Vamos chicas! ¡Winx Bloomix!

Roxy: ¡Roxy Believex!

Las Winx se acercaron a la persona que emitía esa triste melodía, era un ser resplandeciente con un rostro lloroso.

Stella: ¡Es una sirena!

Layla: ¡No! ¡Es Melody la chica de la leyenda, la primera hada de la Tierra que perdió sus alas!

Melody: Así que habéis leído el libro, de todos modos ya no hay nada que hacer por mí. Estoy maldita por haber querido saltarme las reglas de las hadas, yo fui la causante de que muchas de ellas perdiesen sus alas y fuesen encerradas.

Musa: Creo que sí hay una solución, sí la maldición se creó porque no conseguiste besar a tu amado, puede que con un beso de amor verdadero rompa parte de la maldición.

Flora: Pero no sabemos quién es el amado.

Tecna: Yo creo que sí lo sabemos, tenemos que encontrar al anciano de la casa, seguro que él es el amado pues es el único que conoce esta historia ya que el libro lo escribió él.

Roxy: Yo me encargaré de localizarlo, soy un hada de la Tierra.

Roxy volvió con el anciano pero Melody no lo reconoció. Sin embargo el anciano sí que se acordaba de ella.

Anciano:  ¡Melody! ¡Te he echado tanto de menos!

Melody: ¿Entonces por qué no acudiste el día que te cité? Te estuve esperando.

Anciano: Un hombre llamado Ogron me dijo que no querías volver a verme y yo respeté tu decisión.

Melody: Ese mago me engañó y perdí todo lo que tenía.

Anciano: Bueno, aún te quedo yo.

El anciano besó a Melody y rompió la maldición. La cola de Sirena desapareció y sus poderes de hada de la Tierra volvieron. El anciano recuperó su juventud.
Melody: Ahora los dos podemos partir, pero antes debéis saber algo Winx. En agradecimiento por haberme salvado, esta noche soñaréis una de  vosotras algo que lleváis mucho tiempo esperando para ver.

Melody y el joven partieron. Las Winx volvieron a la cabaña para dormirse lo más rápido posible para saber quién sería la afortunada. Una de ellas ya había conseguido entrar en el sueño especial. Ella se encontraba en un lugar rodeado de humo de color blanco que tenía diferentes tonos de luces. De fondo se escuchaba la melodía de Melody pero una versión más alegre.

Nabu: ¡Layla!

Ella se giró.

Layla: Nabu, ¿que haces aquí? Pero si tú…

Nabu: Eso no importa ahora, quería verte por última vez. Sólo deseo verte una vez sonreír y, sin importar donde yo esté ahora, me hace muy feliz que alguien haya conseguido volver a entrar en tu corazón.

Layla: Espero que tu también seas feliz haya donde estés, hubo un tiempo en el que no superé tu pérdida pero Roy me ayudó a recuperar mi sonrisa y que desapareciesen mis preocupaciones.

Nabu empezó a desaparecer y Layla sin pensarlo dos veces se fue hacia él y le abrazó, los dos se miraron a los ojos y se besaron. Dos lágrimas de luz, como las de Melody,  recorrieron las mejillas de Layla

Layla: Siempre te he amado, y siempre te amaré.

4 comentarios :

  1. Creo que mi favorita...

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Y la mía! :D ¿Dónde se vota?

      Delete
  2. Diooos!! Me encanta!!! Layla O_O

    ReplyDelete